Saltar al contenido

El viaje de la vida

Esta reflexión de Kierkegaard recoge perfectamente uno de los pilares en los que se asienta mi trabajo como psicóloga.

La psicología tiene como objetivo seguir viajando con un destino más o menos claro. La claridad del destino, dependerá de cada persona (de quién es, de sus posibilidades, de su contexto).

En este viaje, que es la vida, vamos cargados con un montón de equipaje. Ese equipaje, es nuestro pasado, nuestros recuerdos. Conocer que llevamos cómo equipaje (autoconocimiento), nos ayuda a comprender lo qué fuimos y lo qué quisimos, lo qué somos y lo qué queremos, lo qué seremos y lo qué desearemos. Pero, en ningún caso, el equipaje hace el viaje, ni marca el destino.

Hay que tener cuidado y no idealizar la apertura de un trauma y la revisión de un pasado. Al igual que al Caribe, no nos llevaremos un forro polar, cuando abrimos hay que saber tratar y cerrar, si no, nuestro equipaje queda inutilizado e incluso nos puede perjudicar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *