Saltar al contenido

¿Sabías que en psicología también reciclamos?

Anotaciones de una psicóloga:

Supongo que resulta difícil imaginarse en qué se parece esta pelota al trabajo que hacemos en una sesión de psicología.

Empezaré por el principio. Y, el principio se remonta a hace más de 30 años, cuando mi abuela me compró lanas para que me hiciera un jersey. Ni siquiera recuerdo si llegué a terminar el jersey pero desde entonces una pequeña muestra me ha acompañado. 

Hace 13 años embarazada de mi hija recuperé lo que quedaba de esas lanas e hice este balón. Y, ahora, es mi hijo de 6 años, quién lo ha recuperado para poder jugar al fútbol dentro de casa.

En terapia pasa lo mismo: recuperamos material pasado de la persona y lo “tuneamos”. Lo adaptamos a las nuevas circunstancias, a nuevos entornos, a nuevos proyectos, etc…y, esto, lo creamos o no, nos hace ric@s.

Algo importante es que la psicología aparte del diagnóstico del problema que genera malestar e interferencia en la persona, busca recuperar extractos y actitudes personales para darles una segunda vida.

Recordemos la publicación en la que hablábamos de lo valioso que es vivir el tiempo en espiral por la posibilidad que esta vivencia nos daba para introducir cambios sobre situaciones que se repiten en otras circunstancias. Si somos capaces de detectar dichos cambios y adaptar herramientas pasadas a nuestra nueva realidad, todo será más fácil.

En psicología todo lo anterior se ve en los nuevos modelos o conceptos. En realidad la mayoría, si no todos, ya recogidos a lo largo de la historia, porque de nuevos, sólo tienen el nombre. Basta recordar el auge actual del estoicismo recogida en psicología en los “Modelos de aceptación y compromiso”, por nombrar alguno.

Por eso, como profesionales de la psicología y como personas merece la pena revisar, hacer un ejercicio retrospectivo desde lo positivo, e incluso desde lo negativo para poder retomar, conocer nuestras fortalezas y nuestras debilidades para a través de nuestras alternativas mejorar la calidad de vida. 

¡Atrévete a darle una segunda vida a tus estrategias!, seguro que te será más fácil y útil esta vez.

Para más información:

¿Sabías que hay tres formas de vivir el paso del tiempo?

Epicteto. Manual del Estoicismo. 

Modelos de Aceptación y Compromiso.

Terapias de Tercera Generación.

Mindfulness.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *