Saltar al contenido

¿Placer o gratificación?

Un PLACER es la experiencia que disfrutamos en presente. Por ejemplo: comer un helado de caramelo de violetas, si no soy buena cocinera. Saborearé el helado y si estoy con alguien, comentaremos lo rico que está.

Una GRATIFICACIÓN es la experiencia que disfrutamos pero trasciende el presente y puede ser revivida y compartida en parte o en su totalidad. Y no sólo eso, puede crecer con el tiempo. Por ejemplo: comer un helado de caramelo de violetas, si soy buena cocinera. Saborearé el helado y si estoy con alguien comentaremos lo rico que está pero además,  buscaré posibles recetas, intentaré replicarlo, lo prepararé para mis amig@s,…

Los placeres y las gratificaciones son clave en la calidad de vida, por eso, ante una situación de tristeza y/o depresión las aficiones perdidas, abandonadas o presentes son un elemento clave para la recuperación.

¿Te has parado a pensar cuáles son tus placeres y gratificaciones?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *