Saltar al contenido

¿Sabes por qué es importante la activación conductual?

Y de nuevo, las actividades gratificantes y sociales.

Este cuadro de ACTIVACIÓN CONDUCTUAL es el principio de la terapia en casos de tristeza y depresión. En él, se demuestra la dimensión cíclica e importante de la actividad.

Por supuesto, hay que personalizar porque no será lo mismo activar a una persona en un proceso depresivo que a una persona con tristeza, con vivencia de soledad o con apatía. De ahí la importancia de explorar, probar y relacionarse porque cuanto más lo hagamos, más protección tendremos ante la posibilidad inversa: 

Disminuimos la actividad social y gratificante por distintas razones, lo que nos lleva a menos vivencia de éxito o lo que es más significativo: mayor vivencia de fracaso (no disfrutamos no nos sentimos cómplices, útiles, etc.) y esto trae una disminución de mi autoestima (“no soy capaz”, ”no puedo”, ”no sé”, etc.) y esto hace que pierda la motivación (“¿para qué lo voy a hacer?”, ”no me apetece”, etc.) y, esto nos lleva a DISMINUIR LA ACTIVIDAD Y EL CONTACTO SOCIAL.

Seguro que nunca has pensado lo cerquita que tienes prevenir la depresión.

Pero, si en algún momento sientes que esta activación se te hace difícil o imposible, acude a un profesional de la psicología que pueda acompañarte en el proceso de activación, ajustando a tu caso las actividades y los entornos más adecuados para empezar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *